Newcastle upon Tyne... ¡Nueve años y cuánta diferencia!

Instructor de Curso del Programa McGuire en el Norte del Reino Unido, Adam Black, volvió a Newcastle upon Tyne para instruir el reciente curso en el Hotel Royal Station. Hace nueve años, en 2007, Adam Black hizo su primer curso de terapia del habla del Programa McGuire en Newcastle upon Tyne. Qué diferencia en el Adam Black de antes, al Adam Black de ahora.

Más Allá de la Tartamudez. Programa McGuire. Tartamudez. Terapia de Tartamudez

Adam Black haciendo su reto de discurso en público en la Calle Northumberland, Newcastle upon Tyne, el sábado 6 de agosto de 2016. Adam también habló, virtualmente en el mismo lugar, durante su primer curso del Programa McGuire en 2007.

El tercer curso del Norte del Reino Unido del Programa McGuire del 2016 se llevó a cabo en el Hotel Royal Station, Newcastle upon Tyne, desde el miércoles 3 de agosto hasta el domingo 7 de agosto. Dieciséis valientes nuevos estudiantes asistieron al curso y realizaron todo lo que se les pedía durante los cuatro días. Como siempre, los nuevos estudiantes eran un grupo diverso. El más joven solamente tenía 15 años y el mayor tenía 78 años. Ninguna tartamudez es igual y este curso tuvo un amplio rango de comportamientos de la tartamudez en exhibición la tarde del miércoles. Algunos eran muy buenos escondiendo su tartamudez y la afrontaban adoptando todo tripo de trucos y estrategias de evitación. Algunos no eran capaces de ocultar su tartamudez y mostraban congelamientos, lucha, distorsión y repeticiones en su habla. La mayoría de los nuevos estudiantes estaban en un punto en medio. A veces podían ocultar su tartamudez y otras veces era algo muy obvio. El enfoque del Programa McGuire es efectivo sin importar el tipo de tartamudez que tenga un individuo.

El curso de Newcastle fue instruido por Adam Black de Glasgow. Adam asistió a su primer curso del Programa Mcguire en Newcastle upon Tyne en el 2007. Como alguien de 17 años, Adam decidió que era tiempo para hacer algo sobre su tartamudez. Él siempre quiso convertirse en profesor pero sabía que iba a ser incapaz de cumplir su ambición si no tenía su tartamudez bajo control. Después de cuatro días de trabajar duro, Adam descubrió que era capaz de controlar su tartamudez e incluso llegó al punto de aprender a disfrutar y divertirse al hablar. Adam continuó trabajando duro en su habla cuando regresó a casa. Él asistió a más cursos y se convirtió en Coach e Instructor de Curso en el Programa McGuire. También entrenó y calificó para convertirse en profesor, un rol en el que ha trabajado por varios años ahora. Una tartamudez no tiene que detenerte en la vida. Una tartamudez puede ser controlada y una persona que tartamudea puede hacer lo que quiera hacer en la vida.

Para los dieciséis nuevos graduados del curso de Newcastle de éste año el viaje apenas comenzó. También ellos pueden hacer a un lado los grilletes de su tartamudez y hacer lo que quieren hacer en la vida.