Ajay Shivdikar (AJ)
Mumbai, India

Vivo sobre un muy simple pero famoso cliché – “Mantente Hambriento, Mantente Tonto”. Desde la infancia, he seguido un protocolo bastante simple de vivir en momentos y estar satisfecho en lo que sea que soy. Siempre ayudaba a los necesitados sin pensar en ninguna consecuencia y no pedía ayuda de otros. Sin embargo, había un secreto cuando se trataba del habla – ¡Tenía una tartamudez debilitante!

Cada día era un apocalipsis para mí y le traía a mi vida desafíos extremos en la mayoría de las situaciones del habla.

Mi familia me ayudó y apoyó muchísimo pero siempre podía ver el factor de expectativa en ellos. También trataron lo mejor para encontrar una cura precisa para mi problema. Diferentes expertos me dieron soluciones diferentes. Lo intenté y consumí todo, desde remedios caseros hasta pociones medicinales pero fueron inútiles y una pérdida de mi tiempo y dinero.

En consecuencia, comencé a buscar más ayuda y encontré que los Terapeutas del Habla son entrenados formalmente para tratar a personas que tartamudean. Fue alentador para mí y me trajo un rayo de esperanza para superar mi tartamudez y ganar fluidez. Todavía recuerdo mi 1er terapia en un hospital en Mumbai donde di lo mejor y salí con un cambio pequeño pero efectivo en mi habla lo cual fue importante para mí. No fue más que FELICIDAD.

Pero hay situaciones inevitables en las que nunca sabes cuando estás contra la pared una vez más. Era fluido cuando estaba en esa sala de terapia pero cuando me enfrentaba a situaciones del habla del mundo real, ¡todos los métodos y técnicas eran irrelevantes y mi tartamudez se precipitaba al instante! Me trajo a un completo alto en mi vida. Y esa era la vida que no quería vivir. Comencé a vivir una vida solitaria y me alejaba a mí mismo de mi antigua vida social llena de tantos sueños y ambiciones. Era verdaderamente difícil pero tenía que hacerlo sólo para mantenerme alejado de toda esa vergüenza, burlas y risas. De este modo empecé mi camino como un vagabundo y empecé a ayudarme a mí mismo.

Una linda tarde en el otoño de 2014, estaba viendo algunos videos en YouTube sobre tartamudez. Una coincidencia dio a otra y terminé viendo un video de Stammer School donde exhibieron un corto documental de un niño que tenía un tartamudeo severo/problema de tartamudez y ahora estaba mejorando radicalmente. El video tomó toda mi atención y construyó mi interés en el Programa McGuire. Visité el sitio web y encontré que iba a venir a India por primera vez y que habría un curso en Mumbai en el mes de Diciembre. Era algo que me sorprendió ver, que las cosas se estaban arreglando como la teoría del caos para mí.

Inmediatamente contacté a la cabeza de la operación en India o al Director Regional de India del Programa McGuire – El Sr. Kaushik Valluri. El fue muy rápido al contestar todos mis correos tontos y resolviendo mis dudas tontas. La tarifa del programa era un poco alta y fue una gran preocupación para mí lo que me hizo pensar y enviarle un correo a Kaushik diciendo: Estás seguro que este programa va a funcionar para mí y ¡¡¡¡más vale que esto no sea un fraude!!!! Su respuesta fue muy tranquilizante y decidí darle una oportunidad.

Así que llegó el 17 de Diciembre de 2014, dentro de un parpadeo, el primer día del curso. Estuve deprimido al principio como si esto en realidad no fuera lo mío, lo que solía pasar siempre pero no había nada que me hubiera podido detener en ese momento. El curso inició y terminó después de 4 días, el 21 de Diciembre. Créanme amigos. Esto fue un SUEÑO para mí – algo que no se puede explicar con palabras.

¡¡¡Los 4 días en el curso McGuire fueron los Mejores días de mi vida y siempre lo serán!!!” Estaba tan rejuvenecido que sentía como si me hubieran otorgado una nueva vida.

Hoy, tengo mis armas y herramientas para vencer a la misma tartamudez que me jaló hacia abajo por tantos años. Sé que no estoy corriendo detrás de la fluidez como solía hacerlo. Estoy esforzándome por algo más grande, más significativo – Elocuencia. Este sentimiento es verdaderamente grandioso. Gracias al Programa McGuire, el mejor programa del mundo para ayudar a superar la tartamudez. La mejor red de apoyo después del curso donde puedes practicar con cientos de Coaches alrededor del mundo. Estoy orgulloso de ser una persona con tartamudez y honestamente creo que ¡Todo En La Vida Pasa Por Una Razón! Ahora conozco a personas, hablo con personas, platico con personas y creo que estoy volviendo a mi vida social, ¡¡algo que es genial!! Practicar diariamente y utilizar técnicas mantienen a mi habla y a mí saludable, rico y sabio.

Gracias a Dave por crear un programa tan maravilloso para Personas Que Tartamudean. Mi sincera gratitud y gracias a todos los graduados, coaches e instructores en el Programa McGuire por ayudar a formarme para convertirme en un individuo con el que siempre soñé en convertirme.