Tejpratap Singh
Tejpratap Singh
New Delhi, India

First Course:
Bengluru, May 2014

Ser una persona que tartamudea en India no es fácil. Hay muy poca concientización y sólo un pequeño porcentaje de la población está sensibilizada con esta condición. Yo, Tejpratap Singh, he tartamudeado desde los 14 años de edad.

No recuerdo cómo inició pero los eventos y la vida que siguió después de eso está marcada en mi cerebro como una película de horror.

Como cualquier otra persona que tartamudea, traté de ocultar mi tartamudez y justo como cualquier otra persona que tartamudea, fallé miserablemente. Aunque era bastante "fluido" con mi familia y amigos cercanos, sabía que tenía un problema cuando tenía que hablar en público o en situaciones similares.

De repente, mi vida giraba en torno a mis malas experiencias del habla y evitaciones. Mi nombre, mi teléfono, hablar con extraños, ordenar en un restaurante, preguntar por direcciones, exámenes orales son sólo algunas de las cosas que evitaba / en las que fallaba. Todas estas malas experiencias iban seguidas de sentimientos de vergüenza, culpa y depresión. Me encontré a mí mismo perdido en un mar lleno de oradores fluidos.

Mi mente estaba llena de preguntas, respuestas que no conocía-

¿Cómo iba a conseguir un trabajo si no puedo hablar con fluidez?

¿Cómo voy a hacer que la gente me acepte?

¿Alguna vez viviré una vida normal?

Un día, mientras buscaba en internet sobre la tartamudez, encontré unos videos en YouTube. Eran videos con el icono pop Británico Gareth Gates como el instructor de curso para un grupo de estudiantes que tartamudeaban. Los videos me dieron una inmensa confianza en que yo también, podía vencer a mi tartamudez. Con la misma emoción y positivismo, me registré en línea y contacté al Director de India (ahora mi mentor también) Kaushik Valluri. Asistí al curso inaugural en India en mayo de 2014 en Bengaluru y no he visto atrás desde entonces.

Asistí al curso inaugural en India en mayo de 2014 en Bengaluru y no he visto atrás desde entonces.

La transformación ha sido muy poderosa. De ser una persona que tartamudea nerviosa me he convertido en una persona que tartamudea en recuperación y con confianza.

He empezado a empujar los límites que había creado, desde exagerar mi nombre, ordenar en restaurantes, iniciar una conversación con extraños - ¡La lista sigue y sigue!

Es asombroso lo que un curso de 3 días y medio puede hacer y es sin duda LA MEJOR COSA que me ha pasado.

Es asombroso lo que un curso de 3 días y medio puede hacer y es sin duda LA MEJOR COSA que me ha pasado.

¡Deseo que haga lo mismo para todas las personas que tartamudean alrededor del mundo! ¡Espero verte en algún curso alguna vez! :)