Tartamudez Bajo Control, Una Meta Posible

Luciano quiere ayudar a todas las personas que sufren de tartamudez y habla sobre el Programa que le ayudó a él a tomar el control de su habla y que ha ayudado a miles de personas alrededor del mundo a tomar el control de su tartamudez.

Tartamudez bajo control

Alrededor de 73 millones de personas sufren de tartamudez. Casi el 1% de la población mundial. Parece increíble que una dificultad tan común sea vivida en medio de una sensación tan grande de soledad; parece increíble, hasta que uno conoce historias como la de Luciano Rey, de 20 años: “antes nunca me hubiese animado a esto, contar mi historia frente a un extraño. Me quedaba en mi casa, no iba ni al kiosco, ni a la despensa; no quería que sepan que soy así. Es horrible: es como vivir siempre con una careta puesta”.

Pero la vida de Luciano cambió, como puede cambiar el día a día de las chicas y chicos que puedan estar leyendo ahora: “cambió cuando descubrí el método McGuire, un método básicamente de respiración, para controlar la respiración. Es una nueva forma de respirar que permite estar mucho más relajado y bajo control."

 

El método McGuire

El método se adquiere a través de un curso intensivo, presencial, de tres días: “de las 7 de la mañana a las 10 de la noche; hay que estar ahí haciendo las técnicas, naturalizando la nueva forma de respirar, que ayuda a que el diafragma no se congele por el miedo, por la ansiedad. Es una forma de respirar con más fuerza. Y lo más importante: nos encontramos con chicas y chicos que sufren lo mismo, y uno no se siente más solo”, confiesa Luciano.

El método McGuire está difundido por todo Estados Unidos, Europa y Latinoamérica. La sede en Latinoamérica se encuentra en México y llegó a nuestro país en el 2015. Está a cargo de personas que sufren también de tartamudez, pero tanto los coach como los coordinadores demuestran que con los años tienen un control de la situación. “Yo hice el curso en junio -comenta Luciano- y ojalá lo hubiera hecho antes. Se pueden tomar todos los cursos que desees, y al final de los mismos hacemos lo que se llama una revelación: ir al centro de la ciudad, pararse ante la gente y decir, por ejemplo, yo me llamo fulanito, soy una persona que tartamudea y estoy trabajando en ello. Es como pedir tiempo para expresar mis ideas.”

 

La vida con careta

“Aceptación es la palabra clave -nos ilustra Luciano- porque hay dos tipos de personas con tartamudez: los encubiertos, chicos que no se les nota porque lo esconden con muletillas, o hablando rápido y con mecanismos de evasión, poniendo siempre excusas para no hacer cosas; y los descubiertos: apenas se los escucha ya se sabe, presentan contorsiones faciales, luchan para hablar. Yo era encubierto, pero cuando entraba en confianza no lo podía esconder más.”

Recordando su propia historia, agrega: “empecé a los 4 años, con problemas en la 'r', como tantos chicos. Ahí es donde hay que prestar atención, pero no presionarlos a los nenes; a veces no hay que hacerlos conscientes que tienen una dificultad, porque puede ser contraproducente. A los 10 años ya empecé con los mecanismos de evasión, con los trucos, cambiando palabras. Pero lo más duro es que me sentía solo y no encontraba una respuesta a nivel psicológico. Porque no es solamente un tema para la psicología, y eso a veces no lo aceptan ni los propios psicólogos. Es más complejo. La tartamudez es la punta del iceberg, el 20%, el otro 80% es una mezcla de ansiedad, pánico, terror de salir de nuestra zona de confort”.

 

Cómo salir adelante

“La tartamudez no es una enfermedad, por lo tanto no tiene cura. Pero sí tiene una forma de control, que es lo que muestra el Programa McGuire. No nos concentramos en un posible bloqueo si no en llevar a cabo lo que se nos enseñó”, aporta Luciano.

“Conozco gente que sale igual por sí misma, pero hay otro porcentaje que no sale de su casa. Ir al kiosco, comprar el pan, les significan un tremendo esfuerzo. Y la familia sufre mucho. En mi casa me decían: vos tenés que quedarte más tranquilo. Pero no es eso. Por eso digo que si hubiera conocido el método antes me hubiera evitado muchas cosas dolorosas, en la escuela, en la calle, en mi vida de relación.”

 

Formas de contactarse

"Vivo en Nahuel Hué y soy de clase media-baja así que cuando escuché que tiene un costo y me hicieron saber el precio, mi mundo se vino abajo pero hay varias maneras en las que el Programa te puede ayudar. Quiero levantar mi voz para crear conciencia en escuelas, que es donde más se sufre, con las burlas y el bullying."

 

Contacto

RD Ing. Alfredo González

alfredo.gonzalez@mcguireprogramme.com

Cel. +52 (871) 131 86 36

Youtube: Programa McGuire Latinoamérica

Facebook: TheMcGuireProgrammeAR

Instagram: Programa_McGuire