tartamudez chile
Camilo Maturana
Chile

First Course:
2017

Comenzar una historia de vida y contarla no es fácil, hay caídas, golpes, algunos mas fuertes que otros, empezar con esto y tener que recordar todo lo vivido es bastante difícil. Pero mi tartamudez me ayudo a darme cuenta de manera temprana lo dura que era la vida, ésta intentara dejarte de rodillas siempre que pueda, y es nuestro deber darle cara, pararse y vencerla. El camino es largo para algunos, corto para otros, pero todos la terminamos de la misma manera. Mi camino de vida aun no termina, escribo esto en momentos que curso la universidad, tengo 18 años y soy una persona que tartamudea.

Desde que tengo conciencia es que tartamudeo, mis padres no lo veían como algo fuera de lo normal, fue durante la etapa escolar y luego de enajenarme de mi padre, debido a motivos personales, es que aproximadamente a los 6 años es en donde me concientice que hablaba de una forma extraña y distinta a los demás. Las burlas por parte de mis pares, me hundían lentamente en un pozo sin fondo, oscuro, lleno de miedos y horrores. Mi infancia fue dura, quizá por eso es que me sentía apartado de cualquier grupo, me volví una persona muy introvertida, me costaba relacionarme, le echaba la culpa a la sociedad que normaliza lo “ordinario”, y excluye lo “extraordinario”. 

Pasé por muchos especialistas del habla, psicólogos, hipnosis, tratamientos alternativos, entre otros, poco o casi nada me ayudaron con mi tartamudez. A la edad de 15 años comencé a hacerme fuerte psicológicamente, quizá por haber tenido que luchar tantas batallas día a día, y prácticamente perderlas todas. Nunca tuve novia, ni tampoco buenos amigos. Todo se lo atribuía a mi tartamudez, el amor propio era ajeno para mi. Poco a poco comencé a enfrentar situaciones retadoras y a desanimarme mucho porque tartamudeaba, pero aun así las enfrentaba, estaba al borde de caer en una depresión, me odiaba, no me quería para nada.

Llego el año 2017, el comienzo fue duro y cada vez peor, mi madre me vio muy mal, es por esto que ella indagando por internet, llega a una pagina, esta pagina era Mcguire, con emoción ve los testimonios, videos y lee información sobre este programa. Entusiasmada me anima a participar, yo acepto, como un ultimo recurso para mejorar mi habla. El primer día del curso me mantuve escéptico, los que vinieron me sorprendieron. Las experiencias que viví durante esos cuatro días son inefables para mi, fueron experiencias que lograron cambiar un habito de toda una vida, en solo días.

Salí de mi primer curso como una persona nueva, diría que fue como volver a nacer, los siguientes días post curso fueron mejores, conseguí novia y termine la escuela, me atreví a dar un discurso frente a mas de 100 personas. Ahora estoy en la universidad y los retos son aun mas grandes, pero ahora poseo las herramientas necesarias para enfrentarlos, gracias al programa Mcguire.

El camino que sigue es largo y seguirá siendo duro, pero ahora podre hacerlo mas ameno y reconfortante.

Una gran ayuda y un gran empujón me dio Mcguire en el primer curso para avanzar y seguir hacia adelante, el resto depende de mi, continuar avanzando, sin detenerme y listo para cualquier batalla.

“ La forma mas efectiva de hacerlo, es HACERLO ” – Amelia Earhart

 

 

 Camilo Maturana Rozas