Edgar Herrera
Saltillo, México

First Course:
March 2017

Mi tartamudez empezó cuando tenía aproximadamente 10 años, ahora tengo 40. Durante esos 30 años viviendo con tartamudez tuve innumerables ocasiones en que sentí mucha vergüenza, culpa y frustración por no poder hablar lo que quería decir. La parte más difícil fue la escuela secundaria y preparatoria, cuando tenía que leer o dar clase enfrente de mis compañeros y tartamudear enfrente de ellos me hizo perder toda mi confianza y auto estima, me volví una persona introvertida e infeliz.

Antes del programa McGuire nunca recibí ayuda profesional, solamente en la secundaria un profesor me dio algunas técnicas como hablar con un lápiz en la boca, leer frente al espejo y cosas similares, pero no tenían un efecto duradero.

Vivir con tartamudez antes del programa McGuire fue lo peor que me pudo haber pasado en la vida, era una persona llena de temor, inseguro, con muchas frustraciones y limitaciones, tenía un sentimiento de culpa muy grande y odio contra mi persona, yo odiaba ser la persona que era, odiaba ser una persona que tartamudea. Cada mañana al despertar y abrir mis ojos el primer pensamiento era que no iba a poder hablar, sentía una opresión tremenda que me duraba todo el día. Así viví semanas, meses, años y décadas sin poder cambiar mi situación. Conocí del programa McGuire por mi hermano menor, él al igual que yo también tartamudea, él asistió al curso y al salir, él me llamo por teléfono, en esa platica me compartió su experiencia en el curso y me invitó a investigar y a unirme al programa, una cosa que me sorprendió fue escucharlo hablando en total control y con seguridad, es ahí donde me di cuenta de que el programa realmente funciona, pronto investigue y busque la fecha y ciudad más cercana para poder asistir al programa y poder cambiar mi vida para siempre.

Mi primer curso fue el 15 de Marzo del 2017 en la ciudad de Torreón, Coahuila. Antes de asistir al curso tenía una gran expectativa de que me fuera útil y que realmente me funcionara, ya que por 30 años había luchado contra ese gran gigante llamado tartamudez y nunca le había podido vencer, a lo largo de mi vida con tartamudez fui derrotado miles de veces por mis temores, así que mis expectativas estaban puestas en la efectividad del programa.

Cuando supe que el curso del programa McGuire tiene una duración de 4 días y que en sólo 4 días puedes tomar control de tu tartamudez se me hacía un tanto ilusionista, ya que yo había luchado por 30 años y siempre fui vencido por la tartamudez, pero en realidad a lo largo de esos 4 días intensos, uno logra cambiar su vida para siempre. En el curso se nos dan las herramientas necesarias para poder tomar control de nuestra tartamudez, así mismo, se trata el área psicológica ya que la mente juega un rol muy intenso en la tartamudez. Durante el curso pude lograr hacer lo inimaginable, pude tomar control de mi tartamudez, aprendí a aceptarme como soy, a quererme como una persona que tartamudea y pude vencer mi miedo a hablar.

Después del curso, es como iniciar a vivir, ahora veo las cosas de diferente manera, veo a la tartamudez como mi aliada, ya no la veo como mi enemiga, he perdido el miedo a hablar, he perdido el miedo a compartir con otros mi situación, he podido estar hablando enfrente de grupos numerosos de personas compartiendo mi testimonio tomando control de mi habla, esto es algo que me era imposible hacer antes del curso. La opresión al despertar se ha ido, me siento una persona libre de mis temores, ahora sé que puedo lograr lo que me proponga y nadie me puede detener, con ayuda de Dios sé que todo lo puedo lograr. Agradezco a Dios que me haya permitido encontrar a este gran grupo de personas que formamos parte del programa McGuire y por medio del programa Dios ha cambiado mi vida para siempre, así mismo, agradezco a mi familia por todo el apoyo que he recibido siempre de cada uno de ellos.

Al salir de mi primer curso, me comprometí a no sentir miedo, y aunque lo sintiera hacer todo lo que había anhelado por años que por miedo nunca hice, viví décadas limitándome a no hacer lo que deseaba todo por temor a hablar y fracasar en el intento, me comprometí a ser un agente de cambio que pueda ayudar a otros a enfrentar sus miedos y temores en cualquier situación de la vida.

Las situaciones retadoras las enfrento haciendo lo que me da miedo, a los gigantes se les vence peleando contra ellos, se les vence enfrentándolos una y otra vez hasta que caigan vencidos y no puedan levantarse más.

A los gigantes se les vence peleando contra ellos, se les vence enfrentándolos una y otra vez hasta que caigan vencidos y no puedan levantarse más.

Mi recomendación para alguien que sufre tartamudez es que se una al programa McGuire, es efectivo y 100% recomendable, no importa la edad que tengas, el programa funciona y por increíble que parezca si se puede llegar a tomar control de la tartamudez y vivir una vida en completa libertad y paz interior.