Tartamudez Jorge Garza Torreón
Jorge Garza
Torreón, México

First Course:
September 2013

Mi tartamudez comenzó a los 5 años de edad, yo realmente no recuerdo bien, pero mis padres me comentan que fue en 1º de Primaria debido a una maestra que me presionaba mucho. Lo que sí recuerdo es que comencé a hacerme consciente de mi tartamudez cuando me comenzaron a llevar con una psicóloga, y debido a que no me gustaba ir fue cuando me di cuenta que tenía algo diferente, y ahí comenzó mi travesía con la tartamudez.

La situación que más recuerdo donde sentí mucha vergüenza fue una vez en secundaria; estaba en una obra escolar donde interpretaba a un personaje que no tenía que hablar mucho, cuando me tocó hablar me quedé en un bloqueo, instantáneamente comenzaron todos a reírse y no me salió ni una palabra, a partir de ahí entendí lo difícil que iba a ser ésta condición.

Recibí todo tipo de ayuda, fui con psicólogos, psiquiatra, fonoaudiólogos y probé varias terapias alternativas.

Mi tartamudez me hacía sentir muy mal, mi autoestima siempre estaba por debajo, con sentimientos de auto odio, no me quería a mí mismo en ningún sentido.

Descubrí el Programa McGuire gracias a mi papá. Mi primer curso fue en septiembre del 2013, antes de ir realmente sentía mucho miedo, ya que no entendía bien a que iba y aparte tenía que viajar de mi ciudad natal; Torreón, a la Ciudad de México.

Durante el curso, la verdad fue muy complejo, ya que me costaba la idea de tener que revelarme y eso me causaba incomodidad, pero después, ya que empecé a ver resultados me comencé a convencer que éste es el camino y es lo que siempre había buscado en mi vida. Después de mi curso la realidad es que ha sido una libertad en muchos sentidos; hice mi primer entrevista en radio a las 3 semanas de mi primer curso, y a partir de ahí ha sido un constante aprendizaje pero la única realidad es que he logrado hacer lo que nunca había pensado posible, y todo es gracias al Programa McGuire.

Al salir de mi primer curso, me comprometí a realizar revelaciones en todo momento, seguir mi técnica y hacer de mis miedos fortalezas, como ir a entrevistas, aparte de seguir practicando y colaborando con el programa.

Ahora tengo otra perspectiva muy diferente. Veo la vida de otro modo, mis situaciones retadoras las convierto en objetivos.

A alguien que sufre de tartamudez yo le recomendaría que no pierda la esperanza, que el control de la tartamudez es una realidad y podemos realizar todos nuestros sueños.