Tartamudez España
Mariana Garcia
Mexico

First Course:
Mexico 2012

En 3 días encontré la luz de una obscuridad de 11 años...

Recuerdo que mi tartamudez se manifestaba de manera descontrolada en cualquier situación que se presentaba: familia, amigos, profesores, cajero de la tienda, etc. y ni mencionar al hablar por teléfono y haciendo presentaciones en la escuela, era una preocupación sin límite.

Mi miedo a tartamudear era tan grande que en mi adolescencia hacía lo imposible por ocultarlo como substituir palabras por otras más sencillas, pero no eran las que yo deseaba decir, incluyendo mi nombre. Me volví dependiente de mis trucos e infinitas excusas para evadir situaciones; convirtiendo en algo tan cotidiano como hablar en algo tan exhausto y estresante. Solía pedirle a mis maestros de la secundaria que omitieran mi turno para leer en voz alta enfrente de la clase, por la razón de que me iba a traab traa traa traab trabar…

No podría contar el número de veces que asistía a terapias de lenguaje, psicológicas, acupuntura y homeopatía. Sin embargo, los bloqueos, evasión y miedo incontrolado al hablar seguían ahí. Sentía que era la única que tenía este problema en el mundo y sin solución, resignándome a una frustración de por vida.

Un Amanecer Diferente...

Recuerdo cuando estaba en mi auto, recibí una llamada de mi tía Lucy diciéndome: “!Rápido Mariana, en el radio están entrevistando a una persona que controla su tartamudez!”. Por primera vez escuché a alguien que no solo conocía, sino que también vivía lo que es tartamudear. Era la directora regional el Programa McGuire en México.

Nunca olvidaré el mes de agosto del 2012 cuando asistí a mi primer curso McGuire, el cual ha sido el único método que me ha funcionado.

Gracias a las herramientas que aprendí en el Programa, mucho trabajo duro, y por supuesto, apoyo continuo de extraordinarios Coaches; no puedo describir la paz que ciento al hablar. Aunque no está curada mi tartamudez, disfruto controlarla con elocuencia

Nunca imaginé vivir la carrera de mis sueños, pertenecer a un Club de oratoria y liderazgo ToastMasters y hablar con mi familia, mis amigos o extraños sin que mi tartamudez me detenga.

Después de 17 meses de pertenecer al Programa; no solo me complace, sino me alegra enormemente colaborar en la organización y Coaching del Programa McGuire en México. Es divertido practicar diario y enfrentar retos con asertividad, valentía y perseverancia en este nuevo deporte de elocuencia. ¡Me encanta!