Derribando la Tartamudez en Bogotá

Tartamudez en control Bogotá

Miércoles 29 de agosto, un día muy especial para tres valientes que decidieron cambiar su vida para siempre, tres valientes que decidieron declararle la guerra a su mayor rival, enfrentar su mayor miedo, prepararse como mercenarios para derrotar a este digno contendiente llamado TARTAMUDEZ.

Los nuevos gladiadores con edades entre los 8 y 46 años, acompañados de cuatro graduados se preparan para iniciar el curso McGuire “Mas Allá de la Tartamudez.”

Se inició el entrenamiento; así como en la antigua Roma, los luchadores deben realizar esfuerzo para aprender a manejar las armas tanto físicas comopsicológicas. Cada uno es entrevistado, cuenta cómo ve a su enemigo y se fija un objetivo como misión a cumplir durante la guerra.

El jueves, inicia el entrenamiento más duro para los guerreros ya que es necesario una alta dosis de concentración y disciplina. Ellos saben que el enemigo hasta hoy ha ganado la mayoría de las batallas, pero con estas armas va a empezar a cambiar la historia.

El viernes, los guerreros pasan a una nueva etapa de entrenamiento, esta vez es la psicológica, es fundamental conocer al enemigo en este aspecto. Los guerreros más experimentados muestran en la arena cómo se deben usar los recursos tanto físicos como psicológicos contra el enemigo y así empezar a ganar los desafíos del día a día. Para finalizar el día los gladiadores son retados a realizar sus primeros enfrentamientos realizando llamadas a guerreros de la comunidad y familiares.

El sábado, último día de entrenamiento llega el momento de realizar los últimos afinamientos a las armas, donde se ponen en práctica todas las técnicas aprendidas durante los tres días. Más tarde salen a la arena a enfrentar sus primeras batallas en compañía de los más experimentados, es un día muy emocionante para todos, se ve como ponen en práctica todo lo aprendido, la felicidad es completa ganaron 100 batallas en este día. Este entrenamiento termina con la ceremonia de graduación acompañada de una charla informativa sobre el programa McGuire. Charla dirigida a padres y familiares, y así mismo los guerreros ganan otra batalla más al expresar su sentimiento frente a sus seres queridos.

Para los nuevos graduados: No desfallezcan en este camino hacia la elocuencia, van a tener momentos difíciles, pero también momentos gratificantes, llegará el tiempo en el que creerán que ya estamos libres de la tartamudez, pero recuerden esto es un deporte, es una guerra y como tal debemos entrenar todos los días para poder ganar todos los enfrentamientos a nuestro enemigo. Como dice nuestro nuevo graduado Jeremy “Nos vamos a convertir en la mejor versión de nosotros mismos.”

Gracias al programa McGuire y a su Director Regional Alfredo González por devolvernos la fe en nosotros mismos.

 

 

Johan Calderon