Emily Blunt revelando el tormento que vivía en la escuela le trajo recuerdos a Scot quien venció a su tartamudez

CUANDO Emily Blunt reveló el tormento que causaba su tartamudez en sus días escolares, le trajo recuerdos de regreso a Rachel Black. Como la estrella de El Regreso de Mary Poppins, ella también tenía una tartamudez que hacía que su vida fuera un infierno. Tuvo que darle la espalda al ir a la universidad, se encerró para evitar vergüenza y ni siquiera podía ordenar un café.

Pero Rachel, de Glasgow, ha derrotado a su tartamudez gracias a un programa del habla y está encantada de que la estrella haya hablado para alentar a otros que sufren.

"Que los maestros me pidieran que hablara en clase era una gran preocupación porque me daba vergüenza mi tartamudez", dijo Rachel, de 32 años. "Si estaba teniendo un mal día para hablar, literalmente no podía hablar.

"Algunos maestros definitivamente podrían haber sido más solidarios. En una clase estábamos dando vueltas por la sala diciendo los números y yo simplemente no podía hacerlo.

"Estaba mal pronunciando el mío a propósito cuando luchaba por decir la 'S' y él siguió adelante, burlándose de mí y casi riendo con la clase. Esa fue definitivamente la peor experiencia docente, pero otros alumnos me imitaban."

Emily Blunt como Mary Poppins (Allstar/WALT DISNEY PICTURES)

Rachel dice que ni siquiera podía considerar la universidad. Conocer a gente extraña hubiera sido una pesadilla, ya que ella no podía responder las preguntas más simples sobre sí misma.

"Fue absolutamente terrible", dijo Rachel, que trabaja para Barclays Bank.

"La vida era muy difícil. Yo trataba de evitar hablar a menos que tuviera que hacerlo. En el trabajo ponía mi teléfono en silencio para evitar llamadas.

"Llegaba físicamente exhausta en la noche. Me dolía la lengua de tratar de sacar las palabras y mi pecho me dolía de tratar de obterner aire adecuado en mis pulmones.

"Mis amigos y compañeros del trabajo eran geniales pero sentía que no podía ser la persona que quería ser. Impactaba cada parte de mi vida." Si se perdía el último tren a casa, Rachel caminaba millas para evitar preguntar por la tarifa en un camión o llamar a un taxi.

Incluso las cosas más básicas se convirtieron en una agonía de evitación.

"Todo lo que quería hacer era ir a Starbucks, ordenar un café y ser capaz de decirles mi nombre para escribirlo en el vaso."

Pero también había problemas más grandes que enfrentar.

"Siempre quise casarme y convertirme en mamá y ni siquiera podía ver cómo iba a ser capaz de conocer a alguien y hacer eso," ella dijo.

"Y si tuviera hijos quisiera poder ser capaz de decir sus nombres sin tartamudear."

Rachel escuchó sobre el Programa McGuire y cuando se inscribió para un curso de 5 día tuvo un efecto transformador en su vida – no sólo controló su tartamudez fue ahí donde conoció a su futuro esposo.

"Cambió mi vida completamente," dijo Rachel, quien tiene dos hijos – Samuel, de dos años, y Toby, de un año – con el profesor Adam, un compañero con tartamudez que conoció en el curso.

"Había cosas físicas que aprendí sobre respirar y atacar palabras, pero el lado psicológico era el que más resonaba".

Tener a una estrella de cine como Blunt hablar sobre el tema sólo puede ser algo bueno, según Rachel.

"Lo que está haciendo es verdaderamente importante," dijo Rachel. "Alguien que lucha con su habla e intenta ocultarlo puede ver el éxito de Emily y cómo ella ha sido capaz de superarlo."

Blunt puede tener un acento perfecto como Mary Poppins pero la madre-de-dos dijo que su impedimento del habla aún era una preocupación.

"Siempre voy a ser una persona que tartamudea," ella reveló. "Todavía tartamudeo si me siento cansada... Soy muy mala en el teléfono."

Rachel agregó: "Es bueno ver que todos somos humanos."