Tomando Control de su Tartamudez en Lima, Perú

Contaba las horas, minutos y segundos para volver a llevar este maravilloso curso. Para volver a repasar temas que aún no había comprendido bien en mi primer curso, para poder acompañar y ser parte del proceso de nuevos guerreros con hambre de victoria. Ya llegaba la hora del encuentro, una tarde algo fría, ya casi por oscurecer en Lima. Tal vez un día cualquiera para muchos... Pero para 5 personas es un día especial, el mejor día de sus vidas. ¡Llegó el día de tomar las riendas de su tartamudez!

¡Inició el curso! Todos nos encontramos en el hotel, podía ver lo emocionado que estaban los nuevos estudiantes, cada uno pasó adelante a ser entrevistado con cierto temor, cada uno con diferentes anécdotas. Todos comprometidos a dar el primer paso que cambiará sus vidas.

Se trabajó arduamente durante los 3 días. Acabamos realmente muy exhaustos, las caras de todos reflejaban lo pesado y cansado del día, pero también reflejaban las ganas por seguir en este sendero.

¡Llegamos a la meta! Queda una misión más, talvez para algunos lo más complicado; el discurso en público. Cada nuevo guerrero estaba muy decidido, confiado y preparado, salieron adelante e hicieron su primer discurso en público, la gente aplaudía su hazaña victoriosa. ¡Misión cumplida!

Al final pude ver en ellos más confianza, más seguridad. Definitivamente vi un gran cambio desde el primer día.

Llegamos al hotel y les hicimos ver sus vídeos de la entrevista del miércoles. ¡Es un gran cambio! Un nuevo guerrero había dicho al principio que él "Quería convertirse en otra persona" y en ese momento dijo que se sentía diferente, ya no es el mismo del primer día.

Muchas felicidades a los guerreros que decidieron tomar este gran paso y decidieron cambiar sus vidas. Recuerden que siempre habrá alguien que los escuche y los apoye. ¡Bienvenidos a esta gran familia McGuire!

 

Deyvis Escalante