Jason D'Souza
Singapore

First Course:
Bengaluru, June 2018
 
¡OH MI PALABRA(S)!
 
Palabras, esas terribles palabras. ¿Por qué simplemente no salen? ¿Por qué todo el caos? ¿Por qué todo el drama? Nadie más parece tener un problema, ¿por qué solo yo?
 
Ojos parpadeando, contracciones en la cara, golpecitos en los pies, palmadas en las manos, oh, ¿por qué no sales? Déjame ser normal, déjame encajar, déjame poder juntar unas pocas palabras, contar una broma, traer una sonrisa.
 
Cada vez que abro mi boca, todo lo que puedo pensar es, ¿seré capaz de terminar de decir lo que necesito decir? ¿Entenderá la otra persona? ¿Por que estas palabras no pueden simplemente alinearse?
 
Una y otra vez, el enemigo (la tartamudez) me golpeaba, cada día le rezaba a Dios por un milagro.
 
Muchas terapias después y ningún final a la vista, vi un video que mostró un poco de luz. El Programa McGuire, ¿qué es eso que dicen? Puedo encontrar libertad en tan solo 4 días... Mucho poder de convencimiento (por Kaushik Valluri) y mucha investigación después, decidí darle una oportunidad.
 
Aparté mi lugar en el curso y esperé pacientemente. El vuelo largo de Singapur a Bengaluru (India). Di mi 110%, seguí todo lo que mis coaches y los graduados decían, hice la respiración, aprendí las técnicas, hice los contactos y di mi discurso en público. Wow, eso fue una brisa. Las palabras de hecho se estaban alineando. ¿Cómo podía ser esto posible después de 28 años de cosas que no están bien?
 
Algo había cambiado. La vida era mucho más significativa y llena de color.
 
Algo había cambiado. La vida era mucho más significativa y llena de color. Atrás quedaron los días en que mis palabras me detuvieron. Amaneció un nuevo día y nació una nueva persona. Tanto que decir, tanto que hacer, siempre hacia adelante, sin mirar atrás.
 
Practicar mis técnicas (físicas y psicológicas) en los próximos meses y años es mi camino, lo que lleva a un habla articulada y elocuente. En este viaje, estoy especialmente agradecido de cada uno de ustedes que tuvieron un rol (sabiéndolo o sin saberlo), siendo mi familia y familia extendida (una grande), mi familia McGuire (la cual es todavía más grande), mis amigos y colegas. Con su apoyo y comprensión, mi viaje por delante parece mucho más prometedor.
 
Cada momento de respiracion de ahora en adelante, prometo ser real conmigo mismo y nunca decepcionarlos. Trabajo duro y dedicación es lo que será, no más perder el tiempo.
 
Gracias especiales a Dave McGuire, Kaushik Valluri, Paul Paluch, Christophe Dupuis, Mustapha Cham, mis coaches primarios Steven Wilkinson & Rishabh Panchamia, todos los coaches alrededor del mundo y todos los graduados de India. Es por ustedes que estoy hoy aqui. UN HOMBRE CAMBIADO.
 
Palabras e ideas pueden cambiar el mundo. ¡Así que mantenlas fluyendo!
 
 
Jason D’Souza 
Programa McGuire India, Junio 2018