Vivin Joy
Chennai, India

First Course:
New Delhi, May '15

Mi nombre es V...V...Vivin Joy. Si mi memoria no me falla, yo era un niño normal y entusiasta que recién comenzaba a ir a una escuela en Bengaluru. Me encantó ir a mi clase y disfruté de la presencia de mi maestro de clase. De repente cuando volvía de la escuela un día, mi mamá notó algo diferente, se me dificultaba mucho hablar. Traté de hablar muy rápido desde mi infancia y también solía tener muchos bloqueos nasales debido a mi alergia al polvo. No estoy seguro que estos factores hayan causado mi tartamudez, pero nunca se fue.

De repente cuando volvía de la escuela un día, mi mamá notó algo diferente, se me dificultaba mucho hablar...

Pocos años después, mis padres fueron transferidos a Coimbatore. Amé cada parte de mi vida en Coimbatore y sin saber que ahí nos íbamos a quedar. Quedé en una de las escuelas buenas ahí y estaba entre los dos primeros puestos de mi clase. Pero tenía un problema más grande, tenía miedo de hablar en mi clase, ni siquiera me atrevía a levantarme y decir mi nombre con confianza. Mis maestros sabían sobre este problema, ya que era bastante evidente y ellos se preocupaban por mí. Se dejó a mi discreción si participaba en los ejercicios de lectura y estaría completando la mayoría de mis oraciones. Sentía que todo iba bien. Mis amigos no se burlaban de mi tartamudez y me mantenía alejado de aquellos que lo hacían.

Me encontré entre los primeros 100 rangos de mi estado y me uní a PSG College of Technology. Mi habla estaba lejos de ser elocuente y mis oraciones se rompían cuando salían de mi boca. Me di cuenta de la importancia de hablar solo después de ingresar a la universidad. No pude participar activamente en los clubes, debido a mi miedo a exponer mi tartamudez. Intenté muchos trucos para ocultar mi tartamudez, debido a la presión de los compañeros. Pude socializar bien con mis compañeros, pero mi tartamudez me impedía seguir adelante. Estaba en mi mente todo el tiempo y la mayor parte de mi tiempo se concentró en encontrar maneras de ocultarla y enfrentarla en las situaciones futuras.

Mi habla estaba lejos de ser elocuente y mis oraciones se rompían cuando salían de mi boca. Me di cuenta de la importancia de hablar solo después de ingresar a la universidad.

Poco sabía durante mi infancia que iba a afectar tanto mi vida. No podía hablar lo que quería en las reuniones. Mi mente cambiaba constantemente las palabras en medio de mis oraciones para evitar el bloqueo. Esto daría lugar a una mala formulación de mis oraciones. Me sentía avergonzado cuando mis colegas completaban mis oraciones o incluso decían mi nombre por mí. Ni siquiera podía pedir la comida que me gusta y en su mayoría elegía la comida que podía decir correctamente. Crecí de mi miedo al esconder mi tartamudez, sin embargo, nunca tuve una solución para este monstruo. Tomé el boleto completo en el autobús cuando no podía decir el nombre de la parada de autobús.

Había asistido a muchas terapias del habla, pero me daban consuelo solo durante una semana y sus técnicas nunca me ayudaron en la vida real. Recientemente me uní a un programa llamado el Programa Mcguire. Esto me lo presentó mi tío. Este programa fue único en la forma en que abordó el problema. Lo más destacable de este programa es que fue ejecutado por personas que tartamudean. Conocían los problemas psicológicos que sufrimos y son una prueba de la veracidad de este programa. Inculcan la idea de luchar por un habla elocuente en lugar de la fluidez. Esto nos ayuda a ser honestos y mostrar a los demás que tenemos una tartamudez, pero al mismo tiempo nos ayuda a hablar lo que realmente queríamos transmitir con confianza y asertividad. Han pasado dos años desde que estoy en este programa y con mucho trabajo y perseverancia, me convertí en un entrenador en el programa para ayudar a otros.

Últimamente, he sido capaz de romper mis miedos y dar discursos públicos también.

Últimamente, he sido capaz de romper mis miedos y dar discursos públicos también. Me uní a un club de toastmasters para refinar mis técnicas del habla. Para mí, la tartamudez es el resultado de malos hábitos que se acumulan a lo largo de los años y se propagan de una situación de habla a otra. Los estudiantes con tartamudez deben ser monitoreados a una edad temprana y sus maestros / padres deben guiarlos para deshacerse de estos malos hábitos. Esto se puede hacer pidiéndoles que repitan las palabras que dicen con bastante rapidez y confianza. Deben ser hechos para darse cuenta de que no es la forma normal de hablar y debemos hablar sin tensión sobre nuestros articuladores, cara o cuerpo. Si notamos tal situación, debemos pedirles que repitan hasta que hablen con claridad. No debemos protegerlos de situaciones verbales, sino hacer que enfrenten más situaciones de este tipo. Lo más importante es que no deben ser ridiculizados, sino tratados con paciencia y respeto. Este rasgo es algo que falta entre la gente de India. Me encantaría crear más conciencia sobre la tartamudez en las escuelas y ese es mi motivo para los próximos años. ¡Necesitamos ayudar a las personas a entender que hay una solución y que nunca estamos solos!

¡Necesitamos ayudar a las personas a entender que hay una solución y que nunca estamos solos!