Freddie van der Westhuizen
Freddie van der Westhuizen
Stellenbosch, South Africa

First Course:
Cape Town, 2009

He tartamudeado por la mayor parte de mi vida. Se hizo un problema real en preparatoria pues estaba muy consciente de mi habla. Era una persona con una tartamudez descubierta tratando muy duro de esconder mi habla "rota", porque odiaba ese lado de mí. Mis pensamientos eran... "¿A quién le va a caer bien una persona que habla así?"

Después de que se burlaran de mí y haber sido molestado por los primeros años en mi nueva preparatoria, en realidad me hice amigo de ese tan "genial-grupo" que se burlaba de mí, porque había algo que tenía para ofrecer - Estaba extremadamente avergonzado y me sentía culpable cada vez que tartamudeaba por desperdiciar el tiempo de cada persona fluida cuando intentaba hablar.

Esto siguió por varios años, pero en realidad no influyó en mi trabajo después de la escuela, porque fui a trabajar para mis padres en su negocio. Automáticamente sería ascendido a un puesto de gerencia, lo cual fue genial. Simplemente no era lo que quería hacer con mi vida, pero no tenía otra alternativa ya que estaba atrapado en mi zona de confort, con una confianza demasiado baja para perseguir cualquiera de mis sueños.

En Noviembre del 2008, decidí hacer algo sobre mi habla. Vi algunos videos de Gareth Gates en Internet y lo que él hizo para tener el control de su tartamudez – ahí estaba, ¡El Programa McGuire! El programa que es presentado por personas que tartamudean para personas que tartamudean. ¿Quién mejor para ayudar a una persona que tartamudea que alguien que conoce los miedos, los sentimientos y las percepciones de una persona que tartamudea? Contacté al Director Regional, Chris Meintjes y cuatro meses después estaba en mi primer curso intensivo. ¡La mejor decisión que he tomado!

Desde entonces no he vuelto a mirar atrás. Podía hablar con extraños, ordenar mi propia comida y contestar mi teléfono con mi nombre. Mis zonas de confort se expandieron y mi habla se hizo más fuerte. Me fijo retos para hablar en entrevistas de radio en vivo, hacer entrevistas para artículos en el periódico y ganar competencias de Toastmasters.

Este programa ha cambiado mi vida de tantas formas. Puedo decir lo que quiero decir y como quiero decirlo. Los retos ahora son oportunidades de convertirme en un mejor orador y una persona más segura. Tengo la pasión y el poder dentro del programa para ayudar a otros a recuperar la esperanza que una vez, como yo, no tenían.

Gracias a cada persona en el Programa que está haciendo a otros y a ellos mismos más elocuentes.