Hugh Jameson
Hugh Jameson
Cambridge, UK

First Course:
Bournemouth, 2002

Recuerdo estar completamente abrumado en el primer día de mi primer curso. No sabía qué esperar. Me habían dicho que ésto me iba a ayudar, pero también me habían dicho que la terapia de lenguaje me iba a ayudar, y no lo hizo, así que no estaba seguro.

Mientras que mi tartamudez siempre ha sido parte de mi habla era algo que era capaz de controlar hasta cierto grado encontrando varios trucos o usando palabras que sabía que podía decir, y por supuesto evitando esas palabras que sabía que no podía decir.

Estando en la escuela en este tiempo, y queriendo encajar, intentaba y ocultaba el hecho de que tenía una tartamudez. La clase de Inglés era un problema particular para mí, ya que podía sentir que el profesor no quería pedirme que leyera el siguiente párrafo para evitarme pasar vergüenza, y cuando me escogía, me daba un párrafo más corto que todos los demás en clase.

Es seguro decir que este fue un tiempo muy difícil.

Antes del Programa McGuire iba a situaciones del habla pensando: por favor no vayas a tartamudear; qué si tartamudeo; ¿todos se reíran?; espero no tartamudear. Un pozo de preocupación se formaba dentro de mí. ¿Y qué crees? Tartamudeaba cada vez.

Bueno como dije, no estaba seguro del programa al principio, pero siendo joven y después de haber sido empujado por mi mamá (¡Gracias mamá!), me sumergí. No por hacerlo sonar muy dramático, pero mis ojos fueron abiertos.

Aprendí una nueva forma de respirar, una nueva forma de hablar.

Adelantando un número de años he encontrado un gran trabajo con grandes amigos. Tengo confianza hablando en el teléfono, e interactuando con colegas de la oficina.

No podría estar más agradecido con el Programa McGuire y todos los maravillosos coaches por todo su esfuerzo, ayuda y apoyo.