Brian Sellers
Brian Sellers
USA & Canada

First Course:
Washington DC, July 2014
m: +1 443 909 0985

Brian Sellers, Director Regional del Este de EU y Canadá

 

A través de mi vida, he dicho seguido - medio bromeando - que he sido maldito con una combinación de ser a la vez muy extrovertido, y en gran medida un tartamudo.

Quiero decir, en realidad, ¿Qué clase de broma cruel es esa? Tomar a alguien quien agarra energías al hablar, al conocer gente, y al compartir ideas que le vienen a su cabeza, y darle una tartamudez que lo hace tan difícil - a veces doloroso - el conectar con la gente. Resulta que nunca fue muy gracioso para mí.

Cuando abría mi boca, nunca estaba seguro de qué, si algo, iba a salir - y fui un profesional cambiando mi mensaje en el momento, buscando constantemente las palabras que "podía" decir. Después siempre me sentía vacío, porque sabía que no comuniqué lo que realmente quería. Vergüenza, culpa, soledad, miedo, auto-odio - a pesar de tener a una familia amorosa y grandes amigos, conocí esos sentimientos muy bien.

El tomar mi primer curso del Programa McGuire fue emocionante, increíble, estimulante y un montón de otras palabras positivas.

Pero he esperimentado el éxito en otros cursos del habla antes y nunca había sido capaz de que "se me pegara", así que estaba temeroso de irme esa última noche. Ahí es donde el Programa McGuire y su membresía vitalicia excede a cualquier otro programa, te da entrenamiento gratuito diario, grupos de apoyo global, oportunidades de crecimiento, y cursos de reforzamiento completos que literalmente cuestan menos que una noche en el hotel.

Gracias a este apoyo increíble - y trabajo duro - he logrado un nivel de control sobre mi habla que en verdad nunca habría creído posible.

Ahora espero con ansias las oportunidades de hablar, manejo todas las ventas de mi pequeño negocio en crecimiento, y estoy muy feliz de ser capaz de dar de vuelta y ayudar a otros tartamudos como un Coach del Programa Mcguire, Instructor de Curso, y Director Regional.

El Programa McGuire me ha permitido enseñarle a otros la persona que siempre he sido - y me está ayudando a convertirme en la persona que siempre he querido ser.

Ahora veo que mi tartamudez nunca fue una broma cruel después de todo; solamente fue parte de mi vida, una formación del carácter para prepararme para el futuro. Todavía soy un tartamudo y siempre lo seré - no hay una "cura" - pero todas esas experiencias me han hecho quién soy ahora, y me han preparado para ir hacia donde quiero ir.